jueves, 30 de septiembre de 2010

JOVEN MUERE AL BEBERSE UNA PINTA DE VODKA EN 4 SEGUNDOS


Richard Davies, de 29 años, murió después de ingerir medio litro de vodka en cuatro segundos como parte de una bravuconada con su compadre. La investigación forense sobre el suceso, que acaba de ser conocida, apunta que el señor Davies, que trabajaba como electricista, estaba bebiendo con su mejor amigo Chris Crooks y hacia el final de la noche compraron una botella de vodka para llenar un vaso de pinta y apostar por su hombría.

Aunque Chris intentó quitarle el vaso, Richard le empujó, le dio la espalda y se lo bebió de un trago; medio litro de vodka y de forma tan rápida que murió por una intoxicación etílica aguda. El Dr. Jan Lowe, un patólogo en el Hospital Universitario de North Tees, que ha colaborado en la investigación, afirma que en el momento de morir se encontró en su sangre el equivalente a 13 pintas de cerveza (458mg en 100 ml), algo que su cuerpo no pudo resistir.

Tras ingerir el alcohol, el muchacho fue llevado a su casa por su amigo, lo tumbó en la cama en posición de recuperación y ya no despertó.

Su padrastro, John Brocklesby, afirmó en una declaración leída que estuvo pendiente de su hijo durante todo el día y continuamente lo oyó roncar. Pero a las 16:30 de la tarde bajó las escaleras y cuando volvió a subir no escuchó sus ronquidos. “Estaba pálido, así que llame a Chris de inmediato”. Chris, su amigo de correrías, que precisamente trabaja como socorrista capacitado, le dio una resucitación cardiopulmonar, pero más tarde fue declarado muerto.

“Cuando nos dijeron lo que había pasado nos quedamos conmocionados. No nos lo podíamos creer y todavía no podemos. Richard no era un alcohólico y apenas le gustaba salir en fin de semana”, afirman sus hermanos, Michael, de 35 años, y Clara, de 32 años, que después de asistir a la audiencia de ayer quieren alertar sobre el desconocimiento de la gente acerca de los peligros del consumo excesivo de alcohol.

”Uno nunca piensa que algo así puede matarte, pero lo que ha sucedido a Richard es prueba de que lo hace”.

Antes de estas declaraciones, el forense Anthony Eastwood, se acercó al hermano del fallecido para darle su opinión: Richard Davies fue “un hombre joven en la plenitud de su vida” que simplemente “disfrutó de la vida social con sus amigos”.

El veredicto final fue el de un desgraciado infortunio.

La misma desdicha (aunque esta vez subvencionada) que posiblemente también persiguió al último de los caídos en nombre del alcohol a mansalva, hace sólo unos días. Con el ánimo de celebrar el aniversario del distrito, el municipio huanuqueño de Chacabamba, en Perú, convocó el concurso ‘Quien toma más que yo’ y ofreció 150 soles de premio (40 euros) al que más aguantara bebiendo.

Hernando Lorenzo Quiroz, de 50 años, venció a sus nueve rivales al lograr beberse 13 vasos de una bebida a base de aguardiente. Horas después falleció también en casa, arropado por las siempre indignas sábanas del alcohol.







Vía:blogs.lainformacion.com
Related Posts with Thumbnails
 

LARESAKA.NET ™ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS Copyright © 2010.