lunes, 14 de junio de 2010

El Torito: un Goliat del canto


Santiago
El Torito –Héctor Acosta- puede darse toquecitos en el pecho. El Cibao, terruño que él ensalza no lo defraudó. El artista, orgullo de “Bonao City” y el país, demostró en casi tres horas de la producción “El Torito Monumental” la dimensión de su talento, la amplitud de sus horizontes musicales. Sin alardes, argumentó, a pura garganta, que él es un artista genuino, completo, por la rayita.

En fin, un alma sin humos en la cabeza, sin necesidad de escandalizar para darse a notar.

Desde las 9:33pm del sábado caluroso en la Arena del Cibao y hasta la medianoche de un domingo trece de junio, él y su voz protagonizaron un espectáculo espléndido, sin tropiezos. Faltó, eso sí, matizar el sonido.

Ocasionalmente hubo que descifrar las confesiones del artista. Sin nadie que le presentara, el Goliat del canto que venció los cachos del toro y la soledad del rompimiento, inició su estreno en la Arena del Cibao con una oda musicalizada a Santiago, la ciudad escogida para el espectáculo atestiguado también por el expresidente Hipólito Mejía, amigo del Torito y puntual hasta lo último. Con el coro “Llegó papá” fue recibido el “Guapo de Gurabo” que ha vuelto a desandar con Pepe Goico detrás.

Impecable, en traje sastre casi cosido sobre sí mismo, el artista arrancó con “A Pasito lento”, las estrofas de Tito Fernández que sacudieron rápidamente las gradas. Con la orquesta franqueando el lateral de platea y un espectacular diseño digital como complemento escenográfico, Héctor Acosta, despertó los dulces demonios del gozo con cucharaditas de bachata y merengue interpretado con calidad.

Nadando muy bien en aguas de distintos géneros, siguió Acosta delante de flashes que nunca cesaron de captar su rostro maquillado.

TÍPICAS INCOMODIDADES
“Perdóname la vida” y el eterno: “Vuelve porque yo te necesito y tú eres mi destino”, cantado a todo pulmón, alimentó la impaciencia de la gente apretujada en el súper VIP (demasiadas sillas plásticas para el espacio).

Ellos envidiaron a quienes estaban en los “bleacher” que sí pudieron y bailaron libremente. Es una situación muy común en los espectáculos locales de los últimos tiempos.

1 COMENTA AQUI:

abel dijo...

el torito es un montro

Related Posts with Thumbnails
 

LARESAKA.NET ™ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS Copyright © 2010.