martes, 2 de marzo de 2010

Desde Mi Ventana Óptica Ofensa a nuestra honra nacional [Por Alejandro Almánzar]

La hija del dictador Trujillo piensa que 50 años son suficientes para borrar una historia y cambiarla por otra que se acomode a los fines y propósitos de un régimen que por más de 30 años bañó en sangre el país. Cree poder cambiar los hechos, sus actores y así eliminar tantas barbaries cometidas por ese régimen nefasto, intentando matar a nuestros héroes dos veces, física y moralmente, recurriendo a la ofensa de la honra nacional, pero gracias a Dios, en los Trujillo nadie cree.
Quizás dicha dama este aprovechando el clima democrático heredado del 30 de Mayo, para buscar el espacio político perdido por infame. Pero enlodando la memoria de nuestros próceres, no hace más que ahondar el odio hacia ese régimen que con crímenes espantosos, nos aterrorizó por más de tres décadas. La sociedad suspira y palpita por el terror implantado durante todos esos años. La nación le perdonaría que defienda a su progenitor, pero jamás, que trate de resquebrajar el valor espiritual y moral de esos hombres, que ofrendaron sus vidas para legarnos un estado de derecho.

La reacción de quienes impidieron el acto donde se pondría en circulación dicha infamia no la compartimos del todo, pues sin doblegarnos, debemos hacer la diferencia de esos dictadores, conscientes de que sus palabras caerán en el vacío, por carecer de integridad moral. Sería mejor pedirle explicar, cómo su progenitor pasó de simple cuatrero a uno de los hombres más ricos de la tierra. A lo mejor su osadía le permita afirmar también, que el asesinato de Tavito, Martínez Reina, Altagracia Almánzar, los Bencosme, los Perozo, Mauricio Báez y otros, fueron ordenados por los héroes del 30 de Mayo, no por su “amable” padre.

La Victoria, El 9 y la 40, siguen siendo puntos de referencias de eso que de terror nos hace palpitar. Una mentira repetida mil veces, puede convertirse en verdad, pero ellos la repetirán millones de veces y ningún incauto sus quimeras creerá. Tendrán que conformarse con continuar gritando ¡viva el jefeeeeee! Y añorando aquellos días de la Era, pues el país está sumido en su desarrollo político, económico e intelectual, marchando hacia la consolidación de las libertades públicas, legadas por el heroísmo de los hombres del 30 de Mayo, a quienes por siempre veneraremos.

Ahora resulta, que de acuerdo la hija del tirano, fueron los mártires del 30 de Mayo, quienes mataron a las Mirabal. Le faltó decir, que Trujillo fue eliminado por oponerse a ese crimen que conmovió a la humanidad, pero como el mentiroso y el cojo no llegan lejos, les recordamos esta expresión de su progenitor pronunciada públicamente “sólo tengo dos problemas, la Iglesia y las Mirabal”. Finalmente, es preciso al respecto preguntar ¿Quiénes buscan revivir el fantasma Trujillo? ¿Se estará aprovechando la inseguridad producto del narcotráfico y el crimen organizado para eso? ¿Quiénes están interesados en destruir unas honras tan bien ganadas? ¿Sólo la afrenta? ¡Bueno!


Escrito por: Alejandro Almanzar [alex15958@MSN.com]

0 COMENTA AQUI:

Related Posts with Thumbnails
 

LARESAKA.NET ™ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS Copyright © 2010.