martes, 16 de febrero de 2010

Desde Mi Ventana Óptica Narcotráfico y complicidad [Por Alejandro Almánzar]

El tráfico de drogas en República Dominicana sigue siendo tema de preocupación y con el pasar de los días, las autoridades dan muestra de ser impotentes ante ésta serpiente de siete cabezas, por los tentáculos que la sustentan en la sociedad. Queda la sensación, de que aquí no falta segmento alguno en ser tocado por el narcotráfico, como cáncer maldito que lo carcome todo, pero el involucramiento de poderosos en esta actividad, es lo que realmente impide limpiar de esta escoria el país.

Se torna cuesta arriba combatir males como las drogas y la corrupción, por las complicidades de tantos factores y para desgracia de los dominicanos, "los capos" han logrado poner de su lado a importantes medios de comunicación y sólo podríamos repetir la frase de doña Florinda, Oh, y ahora ¿quién podrá defendernos?. Los narcotraficantes no sólo han contado con la complicidad local, si no también diplomática, de acuerdo al doctor, Marino Vinicio Castillo, abogado por décadas de los tribunales dominicanos y un gran estudioso de la criminalística, quien señala al ex embajador norteamericano, Hans Hertell, de compartir con José David Figueroa Agosto, “fugado de una cárcel de Puerto Rico, donde cumplía 209 años por varios delitos cometidos.



El jurista busca una explicación, de cómo éste individuo llegó al país, hizo vida social con los sectores mas influyentes, penetró instancias de poder, cayó preso, lo identifican como la persona buscada por la justicia norteamericana, el Estado lo declaró ciudadano indeseable y pidió su expulsión del territorio nacional y la embajada se desentendió del caso, lo que hace pensar de su complicidad con el fugitivo Agosto y ahora nadie sabe a ciencia cierta, si se trata realmente de un narcotraficante o de un agente encubierto del FBI o la DEA, operando allí. Después de lo reiterado por el asesor en materia de drogas, del Poder Ejecutivo y el silencio de las autoridades en Estados Unidos sobre el particular, nos surgen algunas interrogantes ¿Qué ha impedido que el ex embajador sea llamado por el Congreso o la justicia a explicar su relación con el fugitivo? ¿No tiene más importancia la relación de este diplomático con un narcotraficante, que un beisbolista haya usado esteroides en una época que no estaban prohibidos por las leyes? ¿Desconocen lo denunciado por el doctor Castillo?


La incursión de militares al narcotráfico y sicariato, la complicidad de la justicia y el Ministerio Público, la dejadez de la Embajada Americana con Figuera Agosto, así como la abierta complicidad de medios de comunicación, tienen nuestra soberanía nacional puesta en tela de juicio y eso ningún hijo de Duarte puede permitir. En resumen, a pesar de la prédica del general, Rolando Rosado Mateo y el jefe de la Policía, mayor general, Rafael Guillermo Guzmán Fermín, de los golpes contundentes a los narcotraficantes, lo cierto es que no han ganado la batalla y mucho menos la guerra a estos delincuentes y sus secuaces.


Escrito por: Alejandro Almanzar [alex1958@MSN.com]

Foto: DNCD/

1 COMENTA AQUI:

Alex Ferreira dijo...

es cierto eso mi pais esta lleno de delincuentes que pagan dinero para sobrevivir ocultos bajo el manto politico que nos arropa. Buen dato

Related Posts with Thumbnails
 

LARESAKA.NET ™ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS Copyright © 2010.